martes 16 de julio de 2024

Vehemencia

Cuéllar se salva de ser expulsado, en una jornada de bronca e impotencia de la Verde

Luis Díaz fue difícil de parar en el partido, así como otros de sus compañeros, casi se genera una batalla campal a veinte minutos del final del partido.
Leonel Justiniano no puede controlar el balón ante la arremetida de un rival. Foto FBF
Leonel Justiniano no puede controlar el balón ante la arremetida de un rival. Foto FBF

Sports 360 / La Paz

La bronca e impotencia de los jugadores de la Verde ante el mejor juego de Colombia y sobre todo a la calidad de Luis Díaz llegó a su punto de más alta tensión a los 70 minutos del partido, una dura entrada de Héctor Cuéllar sobre el atacante del Liverpool originó una trifulca que pudo llegar a una batalla campal.

Cuéllar fue a la marca con bastante fuerza sobre Díaz, si bien fue al balón pero la vehemencia con la que entró originó la caída con evidente dolor del colombiano, de inmediato se la acercó Matheus Uribe que se abalanzó al lateral de Always Ready, llevándose todo lo que tenía enfrente.

Varios colombianos intercambiaron empujones con los nacionales, Daniel Múñoz y César Menacho se estuvieron por ir a las manos, mientras los jugadores de ambos bandos intercambiaban insultos, se originó una gresca con la inclusión de los jugadores que estaban en el banco de suplentes. Diego Medina también intercambió algunos golpes con un rival colombiano, luego los separaron sus compañeros.

Hasta el DT Néstor Lorenzo se le acercó con cara de pocos amigos a Antonio Carlos Zago, con el que intercambiaron algunas palabras, se les vio a la distancia intercambiar palabras bastante serios ambos.

El árbitro mexicano Daniel Quintero, una vez que se enfriaron las cosas, con Carlos Lampe y Yerry Mina como principales apaciguadores, sacó la roja a Menacho y Múñoz que se fueron a las duchas, mientras Cuéllar seguía en el campo de juego. Quintero le sacó la roja primero, luego revisó la medida y anuló la expulsión. Pero el nacional se pasó de revoluciones y pudo ser expulsado sin mayor problema. La jugada originó una falta que pudo ser peor para la Verde, fruto del temperamento e impotencia del lateral valluno de 23 años que al igual que sus compañeros se vieron desbordados en varios pasajes.